This post is also available in: English (Inglés)

Uno de mis objetivos es traerte y generar contenido de buena calidad. Para intentar compensar todas las horas que invierto (por cierto, son muchas día y noche) yo trato de monetizar mi trabajo de distintas formas, siempre preservando la integridad del blog y respetando a mis lectores. Esto se traduce en que sólo realizo acciones publicitarias que puedan ser de interés para los que me leen y no sólo de interés para mi economía. Una de las formas de monetización es el de enlaces afiliados,  y quiero explicarte como funciona.

¿Qué es el marketing de afiliación?

El marketing de afiliación es un servicio que permite a las personas que generan contenido  ganar una pequeña comisión cuando recomiendan en sus portales o sitios web productos o servicios de una compañía.

¿Cómo funcionan los enlaces de afiliación?

Los lectores de una página web o blog hacen clic en enlace de afiliado en búsqueda de más información y si como resultado el lector hace una reserva o una compra en la plataforma del enlace afiliado el creador del blog o el sitio web recibirá una comisión.

¿Qué significa que mi blog tiene enlaces de afiliado?

Para ustedes como lectores, no significa nada, ya que a ustedes no les genera ningún costo extra, pero para mí significa que puedo darte cada día contenido de más calidad y también pagar los costos que genera mantener un blog de optima calidad.

¿Dónde están los enlaces de afiliado?

Los enlaces de afiliado están publicados en las entradas y funcionan como un enlace cualquiera.

¿Qué suponen los enlaces afiliados los lectores del blog?

No supone absolutamente nada, por el contrario en ocasiones puedes encontrar mejores precios, y estás apoyando el contenido de este blog.

Un compromiso donde nos beneficiamos todos.

Te puedo asegurar que las recomendaciones que hacemos, las hacemos porque de verdad creemos en el producto y las hemos probado y/o estudiado antes de hacerlo. Como mamá y profesional en el área de la nutrición tengo el firme compromiso de que jamás te recomendaría algo que no haya usado por el bienestar de mis hijos. Te agradezco infinitamente que utilices mis enlaces. ¡Gracias!